Descarga la app elenas Google play ¡Descarga la app!

Costos Fijos y Variables: Cuáles Son los de un Negocio

Emprender es una tarea difícil. Y puede resultar más difícil cuando no comprendes los diferentes tipos de costos asociados con él. En esta publicación de blog se definen los costos fijos y variables, para ayudar a los emprendedores a comprender mejor su negocio. Conocer estos costos por adelantado puede ayudar a prevenir problemas de dinero en el futuro. ¡Entonces empecemos!

Como emprendedor, comprender tus costos fijos y variables es crucial para el éxito.

Saber cuáles son estos costos y administrarlos de manera efectiva ayudará a mantener tu negocio en marcha.

En esta publicación de blog, analizaremos más de cerca ambos tipos de costos y te daremos algunos consejos para mantenerlos bajo control. 

También proporcionaremos algunos ejemplos para que puedas ver cómo se aplica esto a tu negocio. 

¡Así que sigue leyendo para obtener más información sobre los costos fijos y variables y cómo administrarlos de manera efectiva!

Tipos de costos en tu emprendimiento

Los costos fijos son aquellos costos que permanecen sin cambios independientemente del nivel de producción o ventas. 

Estos costos pueden incluir elementos como el alquiler, el seguro y la depreciación de equipos.

Los costos variables, por otro lado, cambian en relación directa con el nivel de producción o ventas. 

Estos costos pueden incluir los materiales utilizados en la producción y los salarios pagados a los empleados.

Es importante que los empresarios entiendan en qué consisten, tanto los costos fijos como los variables cuando planifican sus negocios. 

Saber qué costos son fijos y cuáles son variables puede ayudar a los emprendedores a tomar decisiones más informadas sobre precios, niveles de producción y otros aspectos clave de sus negocios.

Cómo puedes identificar los costos fijos y variables en tu negocio

El primer paso es entender la diferencia entre los dos tipos de costos. 

Como ya lo vimos anteriormente, los costos fijos son aquellos que permanecen sin cambios independientemente de la cantidad de actividad comercial que se produzca. 

Por ejemplo, el alquiler y el seguro suelen ser costos fijos. Tanto si vendes mucho, como si vendes poco, el alquiler que pagarás por el local donde funciona tu tienda, por ejemplo, será el mismo.

Los costos variables, por otro lado, varían con las fluctuaciones en la actividad comercial.

Los ejemplos de costos variables incluyen materias primas, mano de obra y envíos.

Tomemos los envíos. Pagarás más por envíos si tienes muchas ventas que si tienes pocas ventas, lo que representaría menos envíos.

Lo mismo ocurre con las materias primas. Si vendes más, tendrás que comprar más, y si vendes menos, tendrás que comprar menos.

Una vez que comprendas la diferencia entre los dos tipos de costos, puedes comenzar a identificarlos en tu negocio. 

Para aprender a identificar los de tu negocio, también puedes comenzar por hacer un seguimiento de tus gastos durante un período de tiempo. 

Esto te ayudará a ver qué costos varían con los cambios en la producción o el volumen de ventas. 

Una vez que tengas esta información, puedes comenzar a tomar decisiones sobre cómo administrar mejor tus costos.

Utilidad Bruta: Qué Es y Cuál es la Fórmula para Calcularla

Cómo se pueden reducir los costos fijos de un emprendimiento

Administrar los costos fijos puede ser un desafío para los empresarios, pero hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar. 

Por ejemplo, puedes buscar formas de reducir el alquiler, como por ejemplo buscar un local más pequeño o en otra zona. 

Otra forma es intentar rebajar los costos del seguro, buscando cotizaciones de otras aseguradoras a ver si ofrecen pólizas más económicas.

También, puedes considerar subcontratar algunos de tus costos fijos, como ciertos servicios o tareas, como la contabilidad o el marketing.

Al hacer esto, solo tendrás que pagar por los servicios que necesitas, en lugar de contratar a alguien a tiempo completo para que haga todas esas cosas.

Cómo reducir los costos variables de un emprendimiento

Una forma es rastrear y controlar cuidadosamente los gastos.

Por ejemplo, puedes trabajar para reducir la cantidad de materiales que utilizas y revisar que no haya desperdicio de materia prima.

También, puedes negociar mejores precios con tus proveedores, o cambiar a un proveedor más económico.

Otra manera es encontrar sustitutos más baratos para los productos y servicios que necesitas. 

Comprender la diferencia entre costos fijos y variables, te ayuda a tomar decisiones más informadas sobre cómo administrar tu emprendimiento. 

Al administrar tus costos de manera efectiva, puedes mejorar tus resultados y ayudar a que tu negocio crezca.

Elenas, la forma de tener tu tienda online sin invertir ni un solo peso

Si querías tener una tienda online pero no tenías el capital necesario para eso, ¡ahora cuentas con la aplicación de Elenas!

Con Elenas no necesitas invertir ni un solo peso para empezar tu tienda online vendiendo tecnología, juguetes, belleza o decoración.

Además, tampoco tienes que ocuparte de los envíos ni de los cobros.

Puedes vender lo que quieras del extenso catálogo de Elenas y tú decides cuánto quieres ganar.

¡Elenas es la aplicación con la que puedes empezar tu propia tienda online sin invertir ni un solo peso!